web analytics

EXTIENDE TU MANO

_“No niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo”. Proverbios 3:27_

La teoría de la sabiduría es el conocimiento, y la práctica acertada del conocimiento es la sabiduría. ¿Esto significa que el ser humano que quiere vivir sabiamente necesita “entender” que hacer el bien es parte de su propio bienestar? ¡No! Necesita más. Entender no es extender la mano. Entender es solamente la teoría. Extender es la práctica. La sabiduría combina la teoría y la practica de una manera admirable.

Todos los días, en cualquier esquina, esta en nuestra mano hacer el bien. Las oportunidades no faltan. No es necesario salir a buscarlas. Están en nuestro camino, esperándonos con las manos extendidas. No son solamente los que piden limosnas o los chicos de la calle. Son corazones heridos, vidas destruidas, gente desesperada, esperando una palabra de consuelo, una sonrisa o apenas un leve toque en el hombro. Es gente hambrienta… de amor.

Un día, mientras esperaba el ascensor, vi a la mucama del hotel siendo maltratada por la jefa. Volví a la tarde y me encontré con la joven agredida en el pasillo. Estaba triste. Pensé varias veces antes de hablar. Estaba apurado. Debía bañarme, cambiarme de ropas rápidamente porque me estaban esperando en la recepción. Estaba en mí poder hacer el bien, y lo hice. Mirando sus ojos, le dije: “Usted vale mas de lo que piensa y de lo que los demás piensan. No permita que las palabras dichas en un momento de ira le quiten la paz de su corazón. Mañana será un nuevo día”.

A la noche, cuando volví a mi cuarto, encontré una nota que había sido colocada debajo de la puerta. “Muchas gracias, no sabe cuanto me ayudaron sus palabras”.

Fue animador para ella y gratificante para mí. Anima a los demás, ofrecele más que una simple moneda, dales una porción de tu corazón. Cuesta poco y hace mucho bien.

Si hoy te toca pasar por un momento difícil, no tomes eso como un argumento para no extender la mano. Siempre hay alguien más necesitado que tú. Es una ley de la vida, por tanto: “No niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo”.

Preferencias de Privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.