web analytics

EL REINO ES DEL SEÑOR

_Porque de Dios es el reino, y él regirá las naciones. Sal 22:28_

La carta de Johana era el lamento de una mujer que había perdido la autoestima, al punto de pensar que estaba sobrando en este mundo. Mal tratada por el esposo y despreciada por los hijos, creía que no había valido la pena gastarse a lo largo de la vida buscando la felicidad de las personas que amaba.

“¿Se preocupa Dios por mí? ¿Le importo algo a él?”, era la dramática pregunta de la angustiada mujer. Al escribir este devocional, pienso que; de una manera u otra, por un motivo o por el otro, hay muchas Johanas en esta vida. Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, ricos y pobres que se preguntan: “¿Se preocupa Dios por mí?”

En el salmo de hoy, David presenta al Mesías, el Señor Jesucristo, como el que posee el reino y como el que gobierna a las naciones. La palabra hebrea que se traduce como “gobernar”, es el verbo mashal, que significa gobernar, dominar, regir.

Dios está en el control del universo, de los reinos y de las naciones. Es verdad que este salmo profetiza el gobierno eterno del Mesías a partir de su Segunda Venida. Pero, es verdad también que hoy, aunque muchas veces tengamos la impresión de que las cosas y las circunstancias escaparon del control de Dios, Dios está gobernando. Detrás de los instrumentos humanos, el Señor continúa con las riendas del universo y de las vidas en sus manos.

Por lo tanto, la pregunta de Johana tiene respuesta: Sí, Dios no solo se interesa por ti, sino que está en el control de las circunstancias que rodean tu vida. Nada sucede por casualidad. Todo tiene un propósito de Dios.

Continúa navegando intrépidamente por el turbulento mar de la existencia. Aunque la brújula se estropee y el timón deje de funcionar, aunque la noche sea oscura y parezca que tu barco va a naufragar, continúa adelante, porque Dios es tu Guía. Si él puede controlar los reinos y gobernar las naciones, ¿por qué habría de olvidarse de ti?

Hoy es un nuevo día. Un día más para creer, para luchar y para salir en busca de los sueños, porque si es verdad que Dios provee alimento para cada pajarito, es también verdad que el pajarito necesita volar en busca del alimento, pero recuerda que: “de Dios es el reino, y él regirá las naciones”.

Preferencias de Privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.