web analytics

EL PRIMO HERMANO DE LA PEREZA

_En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen. Proverbios 14:23_

Sabino le gusta hablar. No hay nada malo en hablar, después de , hablar es un don recibido del todo de Dios. El problema de Sabino es que él fabricó un universo encantado de poder, dentro del cual parece moverse con facilidad. Las personas lo miran y no saben si habla en broma o habla en serio. Por la convicción que pone en lo que dice, da la impresión de que cree en las fantasías que inventa.

Sabino pasa necesidad y privaciones. Le escapa al trabajo como el gato escapa del agua. Ningún trabajo está a su altura. Tiene ya 30 años y continúa esperando que un día aparezca el empleo que esté justo “al nivel de su preparación”.

Al leer el consejo de hoy, da la impresión de que Salomón conoció de cerca a Sabino. Lo que quiere decir el versículo, es: “Deja de hablar y haz algo, porque si no tú vas a vivir en la permanente pobreza”.

La palabra “trabajo” usada aquí, en hebreo es eseb, que literalmente significa “instrumento doloroso”. Esta es una referencia al trabajo después de la entrada del pecado, cuando Dios le dijo a Adán que a partir de aquel momento comería el pan con dolor.

Según el versículo de hoy, el hombre sabio prefiere el trabajo, a pesar de la dureza, en vez de “meras palabras” que solo conducen a la pobreza, mientras que el trabajo promueve el crecimiento.

La mayoría de las veces, el mucho hablar es primo hermano de la pereza y esta anda tan despacio que tarde o temprano es alcanzada por la pobreza o por la deshonestidad.

No huyas del trabajo honesto. “En toda labor hay fruto”, afirma Salomón. Cualquier trabajo, sea grande o pequeño, ennoblece al ser humano. Cruzar los brazos y esperar que llegue “una mejor oportunidad” es el camino más corto para la inutilidad, y una vida inútil es una muerte prematura.

Hoy puede ser un día diferente en tu experiencia. Haz lo que te venga a las manos para hacer, pero, ¡hazlo! La vida es como una máquina, nunca funciona si tú no aprietas el botón. Es necesario comenzar.

Comienza tu día y recuerda que: “En toda labor hay fruto; mas las vanas palabras de los labios empobrecen”.

Preferencias de Privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.