web analytics

DIOS SABE TODO

_Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Dios, y él considera todas sus veredas. Proverbios 5:21_

El hombre se me acercó cuando esperaba el vuelo en el aeropuerto de San Luís, Estado de Marañen, Brasil. Debía tener unos 70 años. Se notaba cansado. Las arrugas profundas en su frente, hablaban de su vida marcada por el dolor.

“Vi muchos de sus mensajes por televisión -dijo-, pero nunca pensé que algún día pudiera conocerlo personalmente”. Después, emocionado, me contó su drama, sus luchas y sus contradicciones. Había vivido casi durante 30 años una vida doble. Me contó de las noches sin dormir, atormentado por la culpa y el miedo de ser descubierto un día.

El día llegó. Su vida se vino abajo, se destruyeron sus planes y sus sueños. El respeto y la admiración que había construido a lo largo de los años, se hicieron pedazos cuando se descubrió su vida oculta.

“Hoy vivo solo. Perdí las dos familias. Siento vergüenza de mirar a los ojos de mis hijos y nietos. Vivo escondiéndome de todo el mundo y, en medio de ese dolor y vergüenza, sus mensajes en la TV trajeron esperanza y alivio a mi corazón” —añadió.

Los caminos del ser humano son extraños e incomprensibles. Ama y sin embargo anda por caminos peligrosos que, tarde o temprano, herirán a las personas que son parte de las cosas más bellas que recibió de Dios. Obra contra sí mismo. Se transforma en su peor enemigo. Se esconde de las personas como si esa fuese la solución, olvidando que “los caminos del hombre están ante los ojos de Dios”.

En su misericordia, Dios usa la propia conciencia como si fuese la luz de sus ojos, llamando a la criatura de vuelta. Pero el hombre insiste en huir, correr, creyendo que lejos de su Creador, tendrá un poco de paz.

¡Se engaña! Cuanto más distante de su Creador, más desesperado vivirá. Más angustiado, atormentado e infeliz, hasta llegar al cinismo, al terreno pantanoso, a la arena movediza que lentamente irá devorando su vida.

Hoy es un nuevo día. Recordar que Dios considera nuestros caminos, nos obliga a evaluar el camino que estamos transitando.

El hecho de que las personas no te vean, no significa que Dios no lo sepa, “porque los caminos del hombre están ante los ojos de Dios, y él considera todas sus veredas”.

Preferencias de Privacidad
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.